Encerrados en casa: Día 12

Día 12 encerrados. Los números siguen sin ser nada alentadores. Ya no sé si vale la pena reseñarlos, porque hay cientos de medios de comunicación que los han dicho. Sin embargo, aquí les van: Hoy España superó a China en número de fallecidos, con un total, hasta el momento, de 3.434 personas que nos han dejado para irse a otro plano. Tenemos 47.610 contagiados de forma oficial (47.611 si contamos a la vicepresidenta Carmen Calvo que a lo largo del día ha dado positivo), lo que hace que la curva vuelva a inclinarse hacia arriba a toda velocidad.

encerrados-en-casa-12

Cada día veo que más gente se ha dedicado a grabar y a hacer tutoriales, guías, cursos, o capacitaciones por internet, subiendo videos a sus redes; y me he puesto a pensar ¿qué tipo de cursos podría dictar yo online? Pues la verdad es que no lo sé. Quizás de cómo ganar dinero por internet o cómo formatear un ordenador para instalar Windows, aunque creo que lo que se me daría mejor es crear un adiestramiento online de mi talento natural, para compartirlo con los demás y enseñarles como hacer cabrear a los demás con tres palabras o menos jajajaja.

Sí, definitivamente desde niño ese ha sido un talento (o una maldición, depende de cómo lo veas). Durante años me sentí muy mal porque siempre le caía mal a la gente, porque me agarraban rabia o incluso me odiaban. De hecho, en mi adolescencia, digamos que no fui precisamente el más popular del instituto, sino todo lo contrario.

Tuve que esperar hasta bien entrados mis 20, tras hacer un ejercicio de autorreflexión interna y meditarlo mucho, cuando decidí que eso iba a dejar de importarme y que más bien iba a desarrollar a plenitud esa habilidad. Creo que lo que hizo que todo cambiara fue dejar de verlo como algo negativo y enfocarlo cómo una capacidad positiva. Así que me dediqué en cuerpo y alma a potenciar ese talento natural de mantener a los gilipollas alejados de mí; y funciona a la perfección.

Ahora mismo, quizás sea por la edad, me he puesto mucho más flexible en ese aspecto y no soy tan chocante ni cortante como era antes. Ahora me esfuerzo en tratar bien a las personas y no salir con “patadas” porque creo que los tiempos han cambiado y un “vete a la mierda” no es tan fácil de decodificar como lo era hace 20 años. Actualmente es mejor decir “en este momento no estoy interesado, muchas gracias”.

Suscríbete a nuestro canal de Telegram "Inmigrantes en Madrid" para que estés al día con toda la información sobre Madrid y España, ofertas de empleo y más

Sí, la verdad es que las redes sociales han cambiado todo, y bueno, el mundo extremadamente sensible en que estábamos hasta hace dos semanas hacía mucho más necesario ser un poco más sutil al momento de hacer los comentarios.

Por eso es que me da risa cuando la gente me dice “no seas tan chocante”, “caes mal”, “eres un pesado”, “eres insoportable” o la mejor de todas es cuando comentan “es que a él le gusta dárselas de malote y hace un esfuerzo por caer mal y ser chocante”; cuando es todo lo contrario. Yo no estoy haciendo un esfuerzo para ser como soy, sino que en realidad, el esfuerzo es por ser más dulce, amable y cariñoso de lo que me dicta mi naturaleza.

Sí les puedo decir que este trabajo que hago de ayudar, apoyar, orientar y asesorar me ha ayudado mucho a conocer mejor a la gente y la verdad es que esto sólo ha venido a confirmarme que hay más gente buena que mala en el mundo, el problema es que los malos hacen más ruido y joden más.

Por ejemplo lo de la cuarentena. Uno ve a tres o cuatro locos en la calle tratando de burlar los controles, o lee a 50 chavales en redes sociales diciendo que ellos no se van a quedar en casa, pero no se da cuenta de que en su casa, encerrados, cumpliendo al pie de la letra con la cuarentena hay 46 millones de personas y que sabemos que lo hacen porque a las 20:00 exactas, por mi barrio y seguramente por todos los barrios de España, se escucha un sonoro, maravilloso y espectacular aplauso. Eso quiere decir que la gente sí está en su casa, porque si no estuvieran ¿quién estaría aplaudiendo? ¿los ácaros de las almohadas?

Por cierto, hablando de ácaros ¿sabían que existe una posibilidad muy alta de que Pablo Iglesias sea presidente del gobierno de España? Lo digo en serio, recuerden que la vicepresidenta primera, Carmen Calvo está ingresada por coronavirus y que gran parte del entorno del presidente Sánchez también ha dado positivo, por lo que si él (Dios no lo permita), cae enfermo, sería presidente en funciones el siguiente vicepresidente en la línea descendiente, que en este caso sería el vicepresidente segundo, o sea, Pablo Iglesias.

En fin, espero que la vicepresidenta se mejore y se cure del todo, así como las personas cercanas al entorno del presidente y, por supuesto, todos los que están afectados por esta u otras dolencias.

Y para mantener la onda española, hoy les recomendaré una serie llamada “El Pueblo”, está en Amazon Prime Video que trata sobre la España vacía, por supuesto en clave cómica y explotando al máximo los estereotipos, lo que la hace realmente muy buena desde mi punto de vista. Eso sí, recomiendo verla con subtítulos.

Trata sobre una gente de Madrid y Barcelona que se va a un pueblo de Soria que supuestamente está abandonado pero que resulta tenía unos pocos habitantes, y entre los que llegan al pueblo hay todo tipo de personajes, cada uno de ellos con unas características muy especiales y particulares, desde el niño pijo que dejó su trabajo y a su prometida porque necesitaba encontrarse consigo mismo hasta los hippies que querían montar una comuna vegana en dicho pueblo. Recomendada totalmente.

Y así amigos, con esta reflexión, se va el día 12 de cuarentena, rumbo a las dos semanas de confinamiento, y tú ¿cómo lo llevas? Déjame tu opinión en los comentarios.