Panamá se escribe con P de Paciencia, sugerencias para inmigrantes estresados

En Venezuela la dinámica de vida es apurada, estresada, rápida, todo es “para ya”. La gente se pasa los semáforos en rojo porque “van tarde”, los universitarios estudian en el autobús, las mujeres se maquillan en el carro, las respuestas a las propuestas de negocios tienen que darse de inmediato. Si vas a un McDonald’s verás a los empleados corriendo, preparando los productos a toda velocidad, en un corre-corre. Lo mismo pasa en los restaurantes, tiendas, supermercados, bancos, etc. Y si las cosas no parecen estarse haciendo lo suficientemente rápido, la gente se molesta y reclama.

DSC01885

Cuando el venezolano emigra cree que en otros lugares las cosas suceden de la misma forma que en su patria y, al venirse a un país como Panamá, muy probablemente caiga en un estado de shock o desesperación patológica; que lo haga requerir de asistencia psicológica, ya que en este país las cosas ocurren a una velocidad distinta a la de Venezuela. Aquí todo suele ser más relajado, más calmado, sin estrés (salvo los taxistas porque ellos, al igual que en el resto del planeta, andan como desesperados).

Aquí no importa tu nivel de apuro. Nadie va a caer en una desesperación innecesaria solo porque tú andes con los niveles de estrés altos. En Panamá las personas se toman su tiempo para hacer las cosas de la manera correcta. A diferencia de Venezuela, no se hacen dos cosas al mismo tiempo. Por ejemplo, es muy improbable (aunque sea de lo más normal en Venezuela) ver a una secretaria que esté hablando por teléfono y al mismo tiempo te apunte con la boca y un bolígrafo el lugar al que debes dirigirte, después de haberle preguntado por la oficina del señor Fulano de Tal.

Aquí debes esperar que ella termine la llamada, haga las anotaciones de rigor y posteriormente te atenderá, por lo que es menester tener paciencia y aprovechar ese tiempo para reencontrarte contigo mismo, pensar en nuevas estrategias, planificar tu almuerzo de mañana o simplemente leer Twitter sin desesperarte, porque eres tú quien envejecerá prematuramente y es a ti a quien le aumentará el riesgo de un ACV o un infarto, a más nadie.

Esa es la razón por la que hago tanto énfasis en que, si tienes pensado venir a vivir a Panamá, traigas un “colchón” financiero lo suficientemente grueso como para sobrevivir por lo menos durante cuatro o cinco meses aunque no estés produciendo ni un dólar, porque es muy probable que ese sea el tiempo que te tome comenzar a ganar dinero.

Suscríbete a nuestro canal de Telegram "Inmigrantes en Madrid" para que estés al día con toda la información sobre Madrid y España, ofertas de empleo y más

Considero importante destacar que esa forma de llevar las cosas no es buena ni mala, simplemente es como es. Ningún inmigrante puede pretender llegar acá (ni a ningún otro sitio) con ínfulas de sabelotodo, queriendo que el entorno se adapte a él. Tal como siempre digo, es el extranjero, el recién llegado, quien tiene la responsabilidad y el deber de adaptarse a la cultura y a la sociedad que lo recibe sin criticarla, ni pretender cambiarla.

Como yo lo veo, la mejor manera de conseguir y lograr tus objetivos en un país al que no perteneces es, sin olvidar tus orígenes, recordar que no estás en casa, que eres un extraño y que la humildad en estos casos es muy necesaria. Debes estar dispuesto a aceptar que las cosas son distintas y que esas diferencias son, en gran medida, la razón por la que elegiste dejar tu país para venirte a este. Reflexiónalo por un instante: Si todo fuese igual que en Venezuela, quizás sería un desastre también y, afortunadamente, no lo es. Así que acepta, adopta y disfruta esas diferencias para que este país se convierta lo más pronto posible en tu hogar.

Importante: en octubre de 2015 mi esposa y yo nos fuimos de Panamá, ahora vivimos en Madrid, y, en este artículo explico las razones por las que – en este momento – no emigraría a Panamá, te invito a leerlo antes de tomar una decisión.

Si quieres comunicarte conmigo a través de correo electrónico sólo debes escribirme a través de este formulario.

Recuerda seguirme en Instagram: @EnriqueVasquez

Y también sígueme en Twitter: @EnriqueVasquez

Y te invito a unirte a nuestro grupo de Facebook Inmigrantes en Panamá en el que compartimos experiencias y nos ayudamos entre todos.

Enrique Vásquez