Sugerencias para hacer más placentera su estadía a quienes vienen de visita a Panamá

Cuando vengas de visita a Panamá, hay algunas cosas que debes tener en cuenta para que tu estadía sea lo más placentera posible y, al regresar a tu país de origen, te lleves un bonito recuerdo y una experiencia inolvidable; que te animará a volver en más de una oportunidad e invitar a tus familiares y amigos a conocer esta joya de la geografía centroamericana.

2014-07-22 15.27.42

El principal aeropuerto de Panamá se llama Tocumen. Es una palabra grave y se pronuncia tal cual se lee (con el acento en la “u”), así que evita decirle “Tocumén” o “Tócumen” porque te podrían ver feo. Es un terminal aéreo de tamaño moderado, aunque actualmente lo están ampliando para convertirlo en uno de los más grandes y modernos de América Latina.

En este recinto hay dos puntos de inmigración, ubicados en extremos opuestos. Así que si te consigues con una cola muy larga en las taquillas de abajo, intenta subir, atravesar el aeropuerto y llegar al otro lado. Si no tienes suerte y resulta que la fila está igual de larga, pues ni modo. No te quedará otra opción que tomarte ese tiempo para disertar en tus pensamientos e intentar recordar este artículo.

Como en casi todos los países del mundo, termina siendo una lotería el oficial de inmigración que te toque y la manera como te tratará, así como las preguntas que hará y los documentos que solicitará. Lo que sí debes tener en cuenta es que, según las leyes panameñas, es imprescindible que la persona demuestre que tiene dinero suficiente para estar en el país.

Se pide un mínimo de US$ 500, así que lo ideal es que los tengas en efectivo o que muestres un estado de cuenta bancario donde se evidencie esa cifra; igualmente es importante que tengas a mano tu boleto de regreso impreso en caso de que te lo pidan y, por supuesto, tu pasaporte y haber llenado completamente la planilla de inmigración que entregan en el avión, así como la dirección y teléfono del hotel o sitio donde te vas a quedar mientras estés aquí.

Suscríbete a nuestro canal de Telegram "Inmigrantes en Madrid" para que estés al día con toda la información sobre Madrid y España, ofertas de empleo y más

Hasta hace poco, Panamá contaba con un seguro médico gratuito para turistas por un plazo de 30 días. Sin embargo, esto cambió. No te extrañes si al llegar al aeropuerto no ves información al respecto pues la Autoridad de Turismo (ATP) informó que el contrato de ese seguro venció desde el 30 de junio, por lo que los visitantes deberán gestionar y hacer uso de su seguro privado en caso de emergencias médicas.

Una vez que pasas inmigración, llegas a las correas donde se entrega el equipaje. A diferencia de otros aeropuertos (como el de Maiquetía en Caracas) aquí los carritos, o carretillas como les dicen acá, no son gratis; así que si tienes muchas maletas, pues te tocará pagarle por lo menos tres dólares a la persona encargada de alquilarlos. Aunque no los veas, ellos andan por allí siempre pendientes. Las maletas, como en todos lados, suelen tardar un poco en salir así que, igual que antes, ten paciencia.

Después viene el paso por aduanas. Allí debes entregar la otra planilla que llenaste en el avión. En este caso, a diferencia de la de inmigración, es una sola por familia. Al pasar ese punto ya estás oficialmente dentro del país. ¡Bienvenido!

2014-07-29 15.56.33

Ahora, si no cuentas con la suerte de que te vayan a buscar al aeropuerto, te toca pagar para llegar al hotel o al sitio donde te vayas a quedar. De antemano te digo que lo mínimo que te costará son US$ 30 por una o dos personas y una maleta cada uno. A partir de allí el precio se va incrementando: cada pasajero adicional son 5 dólares y cada maleta extra es un dólar, así que si vienen a Ciudad de Panamá y son tres personas con dos maletas cada uno, entonces el precio del taxi será de 38 dólares americanos.

Justo después de aduanas hay un quiosco de los taxis del aeropuerto, donde puedes pagar en efectivo y te dan un ticket para que abordes el vehículo afuera. Esa es una de las dos maneras que yo sugiero para que llegues al sitio donde te hospedarás. La otra, bastante más económica y sencilla, la explicaré más adelante.

En Panamá la moneda se llama Balboa y se identifica con el símbolo “B/”. Cada balboa equivale a un dólar americano y, de hecho, no existen billetes de balboas, sólo monedas de un balboa, medio balboa (50 centésimos), 25 centésimos, 10 centésimos, cinco centésimos y un centésimo. Salvo las dos primeras, todas las demás tienen el mismo tamaño, forma, peso y color que las monedas del mismo valor en dólares. Todos los billetes que circulan en la calle son dólares americanos, lo que facilita mucho el proceso de pagos ya que no hay necesidad de pasar por casas de cambio, ni quedarte luego con billetes sobrantes que nunca utilizarás.

Salvo el taxi del aeropuerto, todos los demás cobran entre 2 y 10 dólares por la carrera, dependiendo de la cantidad de personas, la distancia y la hora. Los taxis en Panamá están pintados de amarillo y tienen la característica franja de cuadros, por lo que es muy sencillo identificarlos.

Un dato curioso: Aquí es muy normal que vayas en el taxi, alguien lo pare y monte a otra persona que vaya para un destino cercano al tuyo. No te asustes. Hasta ahora no he sabido que utilicen ese sistema (como en Venezuela) para robar al pasajero (ojo, no estoy diciendo que no haya pasado, sólo digo que no me he enterado de ningún caso); igualmente es posible que pares un taxi que traiga pasajeros y te haga la carrera. Como ya puedes intuirlo, cobran por pasajero, o sea, que una carrera que para una persona cueste 4,50 balboas (dólares), para tres personas podría costar $6 sin ningún problema. Adicional a eso es normal que el costo del servicio se incremente si el origen o destino del mismo es un hotel.

En Panamá hay un sistema de transporte público relativamente eficiente, de hecho hay tres figuras principales: Metro (aquí suelen decirle “tren”), Metrobus y los coloquialmente llamados “diablos rojos”. Estos últimos son buses viejos, de los años 80, pintados con múltiples colores, motivos y elementos artísticos.

WP_20140710_002

En el caso del Metro y Metrobus no puedes utilizarlos con dinero, ni comprar “tickets” al momento como sucede en otros países. Es necesario comprar una tarjeta inteligente cuyo precio es de $2 y recargarla con saldo. El viaje en metrobus cuesta $0,25 y en metro $0,35.

El metro tiene una sola línea y atraviesa la ciudad de lado a lado. Recorre desde el terminal de Albrook (donde está unos de los malls más importantes de la ciudad) hasta la zona de Los Andes (a la que confieso que aún no he ido), y tiene dos paradas en la Vía España, cerca del sector conocido como Cangrejo, que es donde está concentrada la mayoría de los hoteles turísticos de la ciudad, así que es una opción a tomar en cuenta si decides utilizarlo.

El sistema de Metrobus es muy versátil y abarca casi toda la ciudad, pero tienen dos grandes problemas: El primero de ellos es que hay pocas unidades para la cantidad de pasajeros, por lo que a veces toca esperar una hora o más para que pase el de tu ruta y luego ir como “sardina en lata”. Estos buses son relativamente nuevos y todos cuentan con aire acondicionado, lo que es una bendición, claro, también muchas veces se corre con la buena estrella de que pasan rápido y van vacíos. Cuestión de suerte.

El otro gran problema que le veo al sistema Metrobus de Panamá es la falta de información. Si bien en la página web de la empresa que gestiona el servicio están detalladas todas las rutas, es muy difícil saber cuál necesitas para ir de determinado lugar a otro porque, a menos que conozcas los nombres de las zonas de la ciudad, esa página con las rutas es totalmente inútil por la forma en que está diseñada y en la que se muestra la información.

Los “diablos rojos” (también les dicen “diablos verdes”), no tienen aire acondicionado, suelen ir a los lugares donde no llegan las unidades de Metrobus y el pasaje cuesta $0,50.

Tomando en cuenta lo anterior, la mejor forma de moverte en Panamá es alquilando un carro, ya que podrás ir y venir sin problemas y te será más fácil conocer la ciudad así como ir a sitios emblemáticos (pero algo distantes del centro) como el canal, la calzada de Amador, Casco Antiguo, Panamá Viejo, Mercado de Mariscos, y los diferentes malls de la ciudad, Albrook, MultiCentro, MultiPlaza, MetroMall, entre otros.

Incluso, es la opción más cómoda y económica si deseas conocer el lado oeste de Panamá y disfrutar de sus playas e incluso aventurarte a ir más allá y acercarte hasta la zona libre de Colón.

Recuerda que si la aerolínea en la que viajas es venezolana (Conviasa, Santa Bárbara, Avior, etc.), en el precio de tu boleto no está incluida la tasa de salida del aeropuerto de Tocumen, por lo que debes apartar $60 por cada pasajero; cantidad que deberás pagar en efectivo en el counter de tu aerolínea al momento de chequearte. Por cierto, en Panamá no te sellan el pasaporte al salir.

Es importante destacar que actualmente los visitantes de ciertas nacionalidades (sí, los venezolanos están en esa lista) pueden permanecer en el país por seis meses sin necesidad de visa, pero algunas personas me han comentado que eso podría cambiar en los próximos días, así no estaría de más averiguarlo mejor antes de tu viaje, si tus planes son permanecer en Panamá más de un mes.

Importante: en octubre de 2015 mi esposa y yo nos fuimos de Panamá, ahora vivimos en Madrid, y, en este artículo explico las razones por las que – en este momento – no emigraría a Panamá, te invito a leerlo antes de tomar una decisión.

Y te invito a unirte a nuestro grupo de Facebook Inmigrantes en Madrid en el que compartimos experiencias y nos ayudamos entre todos.

Recuerda seguirme en Instagram: @EnriqueVasquez

Y también sígueme en Twitter: @EnriqueVasquez

Enrique Vásquez