«Antiparabolismo», la clave para ser feliz

Antes de dar mis razones del por qué el «antiparabolismo» es la clave para que logres las cosas sin que te dé una úlcera, se te suba la presión arterial o te mueras de un infarto producto del estrés; considero menester definir lo que un antiparabólico: Dícese de aquella persona desentendida, despreocupada, tranquila o imperturbable.

DSC01885

Dicho de otro modo, el antiparabolismo es esa capacidad que tenemos los seres humanos para mantenernos calmos, tranquilos, serenos y entender que hay cosas que simplemente no podemos cambiar. Es buscarle el lado bueno a las cosas y saber que sea como sea, siempre se solucionarán.

Por ejemplo, imaginemos que tienes que salir a una reunión importante, impostergable, con ese posible cliente que tiene sólo tres horas disponibles en su agenda. Te pones tu mejor ropa, el reloj de lujo, la camisa de blanca que mejor te queda y, cuando bajas al estacionamiento, resulta que ¡Oh, Ley de Murphy! está cayendo un diluvio y a tu carro se le vació una llanta.

Entonces ¿qué haría un antiparabólico en ese caso? En vez de ponerse a llorar, estresarse y deprimirse por la situación; buscaría una solución al problema: ¿Llamar un taxi tal vez?, ¿pedirle el carro prestado al vecino?, ¿cambiar la llanta aunque se ensucie? Cualquiera es viable, ya que lo importante es llegar a la reunión. Si se llega mojado o con las mangas de la camisa sucias es lo de menos. Siempre se puede convertir eso en una historia divertida que contar para romper el hielo, todo depende de cómo lo maneje.

En muchos lugares la concepción del «antiparabólico» tiene una connotación negativa. Yo opino todo lo contrario. Creo que es más una virtud que un defecto. Es algo así como cumplir con tus responsabilidades sin dejar de tener buen humor y buena actitud ante la vida. Es que las cosas malas que puedan pasarte (como nos pasan a todos), simplemente te pasen por los lados sin hacerte apenas poco más que rasguños. Es seguir adelante siempre, es disfrutar la vida, es tomarte un día para pasarlo en cama con tu pareja viendo televisión en vez de terminar ese proyecto importante, sabiendo que al día siguiente podrás finalizarlo sin ese miedo de que «por dejar las cosas para última hora, todo sale mal».

Suscríbete a nuestro canal de Telegram "Inmigrantes en Madrid" para que estés al día con toda la información sobre Madrid y España, ofertas de empleo y más

DSC02681

Si el antiparabolismo ya forma parte de tu esencia no tendrás miedo de eso, porque tendrás la plena seguridad de que pase lo que pase serás capaz de solucionarlo, porque así eres, una persona descomplicada, antiparabólica, inteligente, pragmática, proactiva y creativa.

Para el antiparabólico, las cosas que frenan a los demás no representan problema alguno. Fíjense, para la mayoría de la gente, que el dinero no le alcance representa un drama mayúsculo: frenan sus gastos, dejan de salir, no compran cosas sabrosas porque, si se salen del presupuesto establecido, no tendrán como pagar el alquiler o la luz; mientras que el antiparabólico, en vez de preocuparse por eso, dedica su energía a seguir viviendo a plenitud y dándose algunos gustos a la vez que procura generar más ingresos. Eso sí, con ideas geniales, únicas y que rompen esquemas para, de forma legal, maximizar el dinero que entra sin sacrificar su tiempo libre y su felicidad. Porque ante todo, el antiparabólico es una persona feliz que hace lo que le gusta cuando quiere y como quiere.

Eso aplica también a las opiniones de los demás, al antiparabólico no le importa que hablen mal de él, tampoco le importa si le cae bien o no la gente, porque el antiparabólico es auténtico, se preocupa por agradarse a sí mismo y a las personas que ama, el resto del mundo le da igual, porque como él no juzga a los demás así que tampoco dejará que los juicios externos le afecten.

DSC02858

Si todos fuéramos antiparabólicos, el mundo sería un lugar mejor: No existirían envidias, ni guerras, ni gente amargada, las enfermedades coronarias y del sistema digestivo se reducirían significativamente y todos viviríamos más tiempo. Porque el secreto de la felicidad está en hacer lo que te gusta sin pararle bolas a lo demás. Y por eso el antiparabólico siempre es feliz.

Recuerda que si quieres comunicarte conmigo a través de correo electrónico sólo debes escribirme a través de este formulario.

Recuerda seguirme en Instagram: @EnriqueVasquez

Y también sígueme en Twitter: @EnriqueVasquez

Y te invito a unirte a nuestro grupo de Facebook Inmigrantes en Panamá en el que compartimos experiencias y nos ayudamos entre todos.

Enrique Vásquez