Encerrados en casa – Día 15: Cosas de zurdos y derechos

Y llegamos a la primera quincena de confinamiento, dos semanas completas, y lo que falta. Los números, a pesar de que en términos porcentuales parecen estar mejorando; en términos absolutos, son terroríficos: De ayer a hoy hubo 832 muertos en toda España y más de 72.000 contagios oficiales (sumando los casos no analizados podríamos estar hablando de diez veces esa cifra).

dia-15-en-casa

Mientras escribo este artículo, me entero de que Pedro Sánchez ha comparecido para informar que a partir del lunes se cierran todas las actividades no esenciales. La pregunta es ¿cuáles actividades son esenciales y cuáles no? Ya mañana lo sabremos, tras el consejo de ministros y la posterior publicación en el BOE.

Al parecer la cosa se pone complicada, especialmente para las empresas más pequeñas, porque la orden de confinamiento es dar dos semanas de permiso retribuido. Es decir, los trabajadores se van a sus casas, pero la empresa tendrá que seguir pagando sus sueldos. ¿Cuántas empresas podrán hacer frente a esos pagos? Me huele a cierres masivos por bancarrota.

Hoy, quiero hablar de un tema que probablemente les genere confusión a muchos de ustedes mis queridos lectores, porque seguramente es algo que no vieron venir, deseo comentarles sobre las cosas de zurdos y derechos.

No sé si lo saben, pero yo soy zurdo, en el sentido estricto, literal y biológico de la palabra, no en la abominación esa que la convirtieron los argentinos y demás gentes del cono sur. O sea, para explicarlo mejor, soy de las personas que escribe con la mano izquierda y que, supuestamente, el hemisferio cerebral dominante es el derecho irónico, ¿no?

Suscríbete a nuestro canal de Telegram "Inmigrantes en Madrid" para que estés al día con toda la información sobre Madrid y España, ofertas de empleo y más

El hecho es que, me imagino que la mayoría de ustedes son derechos y sienten que viven en un mundo normal, que nada les es incómodo y que todo es como debería ser… obvio, el mundo está diseñado para ustedes ¿no me creen? Ya les daré unas cuantas pruebas que les hará flipar en colorines, veamos:

Teléfonos de disco

01

Por ejemplo, vayámonos muchas décadas atrás, los teléfonos de disco. Si analizan la forma y dirección en que se tenía que marcar, estaban diseñados para marcar con la mano derecha, porque si lo intentabas con la izquierda era bien incómodo.

Pupitres

02

Siguiendo por aquellos años, cuando yo estaba en el colegio, todos los pupitres tenían el “reposabrazos” en el brazo derecho, por lo que estudié los seis años de primaria, los cinco de secundaria y todos los de universidad escribiendo, literalmente, con el brazo en el aire. Me acostumbré de tal forma que, cuando llegué a España, en un curso me senté por primera vez en un pupitre para zurdos… y no me hallaba, era súper extraño.

Mesas de ordenador

03

La mayoría de las mesas de ordenador más antiguas estaban diseñadas para que el ratón fuese usado con la mano derecha. Por ejemplo, la que tengo en Venezuela. Esa mesa lleva conmigo desde finales de los 90s y no hay por dónde entrarle para usar el mouse con la zurda.

Por supuesto, ya que no tenía de otra, me acostumbre a usar el ratón con la diestra. Tanto, que ya no puedo usarlo con la izquierda.

Ratones de ordenador

04

Actualmente hay muchos que sirven para ambas manos, pero todavía son bastante los ratones diseñados específicamente para la derecha. De hecho, el que tengo actualmente es para esa mano.

Tazas

05

Sí, una taza como cualquier otra. Por ejemplo, las de Nescafé (las rojitas esas bien bonitas). Al utilizarlas se darán cuenta de que, si la cogen con la izquierda, la imagen impresa en la taza queda hacia afuera. Para que la imagen mire hacia ti, debes usar la mano derecha. Claro, igual puedes tomarte tu café, pero no podrás apreciar el diseño de esta.

Botones del microondas

06

Si se fijan, los mandos y botones del microondas siempre están del lado derecho… ¿Eso es para usarlo con la zurda? Lo dudo mucho. Y por supuesto, al seleccionar el tiempo o si vas a abrir el microondas, el asa está justo al lado, para abrirlo con la derecha.

Puerta de la nevera

07

Lo mismo con la mayoría de las neveras, creo que la única excepción es aquellas “gemelas”, que van una al lado de la otra, que parecen un espejo, pero con esa excepción, prácticamente todas abren de izquierda a derecha y tienen el asa puesta de tal forma que la mano ideal para abrirla es la derecha, ya que requiere menos fuerza y es más ergonómico.

Tapas de frascos

08

La dirección del giro de las tapas es la correcta para utilizar la mano y brazo derecho para aflojarla, porque así puedes usar los músculos más fuertes del brazo y torso, además de que, por la forma de la mano, tendrías más agarre al momento de hacer fuerza para aflojarla, interesante, ¿no?

Tijeras

Todos han usado una tijera alguna vez para cortar algo ¿verdad?, y seguramente la cogen con la derecha… Pues ahora intenten hacerlo con la izquierda. No corta, porque las hojas están colocadas de tal forma que sólo funcionan debido a la presión que le ejercen el índice y pulgar de la mano derecha, que las obliga a juntarse una con la otra. Si usas los dedos de la mano izquierda, verás que las hojas se abren y no cumple con su función.

Y como esos, muchísimos otros, es que, si nos ponemos a analizar, prácticamente todo está diseñado para diestros. Una gran ventaja para los zurdos es que esto nos obliga a utilizar ambas manos, por lo que tenemos que mantener ejercitados ambos hemisferios del cerebro… A diferencia de los diestros que, en algunos casos, posiblemente se les atrofie el hemisferio derecho por falta de uso.

Respecto a la serie del día, pues, les voy a recomendar una que tenemos como 15 años viendo, la que llamo “la novela gringa”… Grey’s Anatomy, conocida en España como Anatomía de Grey. A veces es buena, a veces no, pero digamos que es de esas cosas que tienes tanto tiempo viendo, que quieres ver como termina o como la reinventan para que siga adelante. Ya veremos cuántas temporadas más aguanta.

Y una vez más, muchas gracias por leerme, por seguir mi live diario en YouTube y por aguantar esta cuarentena. Sí podremos, al final, todo saldrá bien, ya verán.