Encerrados en casa, día 20: Hay que seguir adelante

Día 20 de confinamiento, encerrado en casa. Ya, pocas novedades que contar, salvo que la situación sigue igual o peor. España superó los 110.000 casos de contagiados, más de 10.000 muertos con 950 en las últimas 24 horas. Esto es una locura, de hecho, hoy leí que casi uno de cada 2 muertos en España son por coronavirus.

encerrados-en-casa-20

Por otra parte, al parecer hay una vacuna contra el coronavirus que ha funcionado en ratones y que esperan probarla pronto en humanos. Ojalá funcione, porque la verdad es que me entristece y me afecta demasiado saber que ha fallecido muchísima gente que no merecía morir por un virus que sabrá Dios de donde salió, porque la verdad es que ese cuento chino de que es natural y se pasó mágicamente de un pangolín a la gente está bien raro. Pero más allá de eso, hay que mantener la esperanza.

Ya el confinamiento está haciendo estragos en la psiquis de María José, hoy la vi mirando la pared fijamente durante un rato, hasta que me atreví a preguntarle si le pasaba algo y me dijo “no, todo está bien, aunque creo que a esta pared le vendría bien cambiarle el color y pintarla de amarillo, para que parezca que siempre está soleado dentro de casa”; sinceramente espero bajen pronto las temperaturas a ver si puede sentarse en la terraza con una copa de verdejo a sentir que está en contacto con el exterior.

La verdad es que lo del frío, nubes, lluvia y demás alteraciones climatológicas no ayudan a sobrellevar esto, porque el encierro se hace doble pues tenemos que cerrar puertas, ventanas y, literalmente, estar dentro de una caja para poder contrarrestar las bajas temperaturas; ya que nuestro apartamento no es precisamente el que tiene mejor aislamiento térmico.

Por lo menos hoy hubo unos 15 minutos de sol. Mañana parece que sí tendremos un día más normal, aunque según el pronóstico del clima de mi Samsung, la próxima semana será lluvia, lluvia y más lluvia. Pero como siempre me gusta ver el lado bueno a las cosas, creo que eso no será tan malo, porque mientras peor esté el clima, menos ganas de salir tiene la gente y eso nos ayuda a reforzar el confinamiento del estado de alarma, especialmente entre los que tienen más edad y les encanta ir al supermercado en la mañana a comprar un pimiento, en la tarde una barra de pan y en la noche una cebolla, jejeeje.

Suscríbete a nuestro canal de Telegram "Inmigrantes en Madrid" para que estés al día con toda la información sobre Madrid y España, ofertas de empleo y más

Lo bueno es que cada día que pasa es un día menos que falta para que esto termine, lo que no sé es si el fin será en abril, mayo, junio o habrá que esperar al verano para poder pisar las calles con un poco más de tranquilidad, que, por cierto, creo que van a pasar varios años hasta que podamos estar tan tranquilos como hasta antes de la pandemia. Siento que, por el próximo lustro, las calles de Europa se parecerán mucho a las chinas (todo el mundo con tapaboca y guantes). Espero que no, porque de verdad me parece que eso es demasiado distópico para nuestro estilo de vida.

Y respecto a la serie que les recomiendo hoy, está Game Of Thrones, que si bien a mi me pareció mala, fastidiosa, lenta y enredada, a María José le gustó tanto que la comparto en honor a ella. Les invito a verla en HBO y luego compartan conmigo si les pareció tan mala como a mi o soy yo el que está equivocado.

El hecho es que es el día 20. Mañana se cumplen tres semanas y estoy seriamente pensando en dejar estos artículos diarios hasta el día 21, o sea hasta mañana. ¿Ustedes qué opinan?… Pueden dejarme sus comentarios a través de cualquiera de mis redes sociales: EnriqueVasquez en Instagram, Facebook o Twitter.