La intransigencia del venezolano

Tweet

Cuando se habla de Venezuela, cada venezolano tiene su propio punto de vista y, no conforme con eso, he notado que últimamente son muchos los que insultan, menosprecian, critican, ofenden, mancillan y hasta amenazan a todo el que piense distinto a él.

barrio-546244_1920

No importa su condición social, opinión política, religión, raza, credo, ingresos económicos, si viven en un rancho o en una quinta, los lees en redes sociales y pareciera que se empeñan en mantener vivo lo peor de Chávez: hacerlo todo personal y convertir en afrenta y discutir hasta la muerte con aquel que tenga la osadía de opinar distinto.

Terminé de darme cuenta de eso hace pocos días, cuando un gran amigo compartió en su Facebook personal un post de un amigo suyo que es de origen y nacionalidad española, que vivió muchos años en Venezuela pero que actualmente está de nuevo en Madrid y que comentó que ama Venezuela, que a pesar de ser español se siente venezolano y lucha cada día por ayudar a que Venezuela salga de la pesadilla en que se encuentra; me puse a leer los comentarios y resulta que en casi 300 de ellos, no pude encontrar ni uno de algún español insultándolo por “apátrida” o por “querer otra tierra más que la tuya”.



Ahí me puse a pensar, ¿qué pasaría si un venezolano escribe un post diciendo que se siente español y que ama a España por sobre todas las cosas?… no quiero ni imaginar la cantidad de comentarios de venezolanos insultándolo, prohibiéndole la entrada nuevamente a Venezuela y deseándole la muerte sólo por haber decidido querer más a otro país…

Lo mismo pasa con nuestras opiniones políticas. Por ejemplo, si dices que no quieres a Chávez, los chavistas te insultan y te dicen escuálido o cosas por el estilo. Si dices que no quieres a la MUD, los opositores te insultan y te dicen chaburro acompañado de cualquier cantidad de adjetivos descalificativos. Si críticas a Capriles, los seguidores de Primero Justicia te insultan diciéndote “leopoldista”, si criticas a Leopoldo, los seguidores de Voluntad Popular te insultan diciéndote “caprilista” y así sucesivamente.

Esto te interesa: Guía para abrir una cuenta bancaria sin comisiones en Madrid

Lo triste es que pareciera que estos venezolanos perdieron la capacidad de tolerar las opiniones y gustos ajenos, y aprendieron de Chávez la máxima de “si no estás conmigo, eres mi enemigo”.

Entonces me pregunto ¿en qué nos convertimos sin darnos cuenta? ¿Acaso aquel pueblo alegre, echador de broma, amable, amoroso, divertido, se convirtió en un grupo de personas resentidas y llenas de odio, dispuestas a destruir a todo aquel que opine distinto, que piense diferente?

Y si quieren comprobar lo que digo, sólo toca esperar a ver los comentarios que recibirá este post. Será más o menos algo así: Insultos hacia mí, porque según ellos estoy equivocado, versus aplausos hacia mí, porque estoy en lo correcto… E insultos entre ellos porque cada uno va a defender su punto de vista tratando de destruir al adversario en vez de contrastar opiniones.

Lo que me produce más tristeza y desasosiego es que por lo visto ninguno de los que lo hace pareciera darse cuenta que está atacando a la persona y no a la idea, es como si “lo normal” fuese insultar y ofender, sienten que no están haciendo nada malo y que es lo usual hacerlo. Eso, asusta.

Recuerda seguirme en Instagram: @EnriqueVasquez

Y también sígueme en Twitter: @EnriqueVasquez

Y te invito a darle “Me Gusta” a mi FanPage de Facebook “Enrique Vásquez”.

Enrique Vásquez

Recuerda, si deseas contactarme, puedes hacerlo por este enlace de forma totalmente gratuita

Únete a mis redes y continuemos la conversación por ahí

Sígueme en Instagram: @EnriqueVasquez

Te invito a suscribirte a mi canal de YouTube

No olvides seguirme en Twitter: @EnriqueVasquez

Si quieres emigrar o ya vives en Madrid: Únete a nuestro grupo de Facebook "Inmigrantes venezolanos en Madrid" haciendo click en este enlace en el que juntos nos ayudaremos respecto a como es la vida en esta espectacular ciudad.

 

Deja un comentario



Loading...
Nota: Este artículo no provee consejo legal y no establece una relación legal. Si necesitas asesoramiento legal, acude a un experto en tu jurisdicción.