Lo más importante para una emigración exitosa es

No hay una fórmula mágica para que un proceso migratorio sea perfecto. Como todas las decisiones importantes en la vida, emigrar supone riesgos que se deben afrontar con seriedad. La experiencia no siempre es lo que tenías en mente, especialmente durante los primeros años cuando se vive todo tan intensamente y las emociones están a flor de piel; pero en cualquier caso se trata de un aprendizaje.

exito-al-emigrar

Obviamente, nadie desea que las cosas le salgan mal y un sacrificio tan grande se hace con la mirada puesta en la satisfacción de la meta alcanzada, del sueño cumplido.

Hay dos cosas que te ayudarán a maximizar la probabilidad de éxito cuando comienzas una nueva vida en otro país. La primera es prepararte lo mejor posible y recopilar toda la información que puedas sobre los requisitos para obtener una residencia legal, para trabajar, para el colegio de tus hijos, etc. Investiga sobre el clima, servicios públicos, la historia, el sistema de gobierno, la cotidianidad y hasta las noticias.

De hecho, pagar por los servicios de consultoría de un experto es muy buena idea. Cualquier dato que te contextualice sobre la que será tu nueva realidad te evitará malos ratos al realizar algún trámite o alquilar un inmueble, por ejemplo.

Lo segundo es tener una actitud positiva y realista. Recuerda que, al menos los primeros años, podrías extrañar muchas de las comodidades que tenías en tu casa, incluso el estatus que te daban tu trabajo y trayectoria profesional.

Suscríbete a nuestro canal de Telegram "Inmigrantes en Madrid" para que estés al día con toda la información sobre Madrid y España, ofertas de empleo y más

Cuando el fantasma de la frustración te asalte con las defensas bajas, enfócate en lo que has ganado, pon la mirada en esa calidad de vida que tienes a tu alrededor y piensa que eres del tamaño del reto que te has planteado. Verás que ha valido la pena.

Enrique Vásquez