Razones por las que prefiero vivir en España que en Estados Unidos - Enrique Vásquez

Razones por las que prefiero vivir en España que en Estados Unidos

Estas son las razones por las que elegí mudarme a España y por las que prefiero España antes que a los Estados Unidos de América

He vivido sólo en dos continentes: América y Europa. Dentro de estos, en tres países: Venezuela, Panamá y España.

También, a lo largo de mi vida, he conocido muchos otros países y, por supuesto, gracias a esa maravillosa habilidad que me enseñaron en el colegio, que es la de saber leer (sumado a la existencia de libros, enciclopedias y, por supuesto, Internet), he podido ilustrarme sobre cómo es la vida en diferentes partes del mundo, aún sin haber vivido en ellos.

Ahora bien, respecto a esa batalla inútil que hay actualmente entre los que vivimos en España y los que se fueron a Estados Unidos, puedo decir que, en mi opinión, la única ventaja que podría tener EE. UU. sobre España es que allí es más fácil hacerse multimillonario que aquí. Sin embargo, el 99,99% de nosotros jamás logrará ser un megamillonario de esos, por lo que no tiene sentido querer vivir en un lugar donde, salvo la ilusión de que se gana más dinero, todo parece ser más difícil.

Claro, esto lo digo desde el punto de vista de alguien de mi perfil: mediana edad, profesional, emprendedor, capaz de reinventarme y que le gusta vivir tranquilo y con comodidad, en el sentido de no matarme trabajando 60 horas a la semana, así como poder viajar y conocer mundo cuando sea posible.

Para alguien con mis características, considero que lo ideal es Europa. De hecho, si tuviera hijos en edad escolar o adolescentes, sin duda alguna elegiría España sin pensarlo dos veces.

Suscríbete a nuestro canal de Telegram "Inmigrantes en Madrid" para que estés al día con toda la información sobre Madrid y España, ofertas de empleo y más

Entre las razones por las que elegí España frente a EE. UU. están las siguientes, aunque hay muchas otras que en este momento se me escapan:

  1. No tengo dependencia de un automóvil.
  2. Atención médica gratuita por la sanidad pública.
  3. Sistema de ayudas sociales mediante la solidaridad entre todos (si en un hipotético caso me hundo en la miseria, no me moriré de hambre).
  4. Educación superior a excelentes precios, incluso en universidades privadas (lo comprobé estudiando mi carrera).
  5. Mejor equilibrio entre el trabajo y la vida personal y necesidad de trabajar menos horas para tener más calidad de vida.
  6. Los alimentos son de calidad (tienen menos químicos porque los controles en la Unión Europea son brutales), lo que garantiza más y mejor vida.
  7. En España, a pesar de lo que dicen los españoles, se vive más feliz (por alguna extraña razón, los españoles se viven quejando de su país, pero, porcentualmente, son los que menos emigran de la Unión Europea).
  8. Si tuviera hijos, saber que no serán víctimas de un tiroteo en su colegio sería la razón principal para venirme a España en vez de Estados Unidos.
  9. Si no tuviera nacionalidad española, en España es más fácil (y rápido) obtener la nacionalidad que en EE. UU.

Entiendo que mucha gente defienda a Estados Unidos, porque consideran que allá se hace más dinero. Y los respeto. Cada quien tiene el derecho de darle importancia a unas cosas sobre otras en su vida y, si para ellos lo único importante es ganar un poco más de dinero al mes, a cambio de no tener horas de descanso, ni esparcimiento, ni tener vacaciones o quedarse endeudado al momento de ir al médico; pues, es su derecho y su decisión muy personal; por lo que no se les debe criticar.

Y antes que alguien me diga: «Es porque no tienes visa, porque seguro te mueres por vivir en EE. UU.»… Pues, es cierto, no tengo visa porque no la necesito ya que tengo nacionalidad española. Y sí, he ido muchas veces a los Estados Unidos y he tenido posibilidades de residir allá de forma legal, pero simplemente resulta que no es lo que quiero.

Por mi parte, le doy prioridad a vivir más relajado, con menos estrés y teniendo la posibilidad de estar cómodo, tranquilo y trabajando para vivir, con suficientes horas de descanso, esparcimiento, viajes, y felicidad. Así lo veo yo.