Tips para comprar un automóvil nuevo en Panamá y no morir en el intento

Tweet

Hoy revisando el timeline de Facebook me encontré una publicación, escrita por el amigo Venezolano, Iván Alexander Jaen, que me pareció muy pertinente ya que desde hace un buen tiempo tenía pendiente escribir un artículo sobre la compra de automóviles nuevos, y no había tenido la oportunidad.

El post en sí no lo copiaré aquí textualmente, sino que tomaré sus puntos principales y los adaptaré para que sean más sencillos de comprender, incluso por quienes conozcan muy poco de automóviles.

Dicho lo anterior, y dados los créditos correspondientes al autor original de las ideas principales que aquí publico, en esta oportunidad les traigo unos sencillos tips para comprar un automóvil nuevo en Panamá y no morir en el intento.

DSC02444



Primero que nada, debemos tener siempre presente que aquí los carros se compran usando la cabeza y no el corazón.

Si usted viene de Venezuela, debe leer detenidamente lo que viene a continuación: La distorsión económica a la que ha estado sometida la patria de Bolívar desde hace varios lustros ha hecho posible que después que se compra un carro, automáticamente vale un 50% más. Sin embargo, aquí en Panamá la realidad es similar al resto del mundo, o sea, los autos se deprecian. En el preciso instante en el que le entregan su reluciente automóvil de agencia, ya pierde por lo menos un 20% de su valor (es lógico pues el automóvil pasa de ser “nuevo” a “usado”). Así que tome en cuenta esto: En Panamá los carros van perdiendo valor a medida que transcurre el tiempo.

Esto te interesa: Guía para abrir una cuenta bancaria sin comisiones en Madrid

Es por lo anterior que, si para usted esa depreciación podría representar un problema, olvídese de un carro nuevo y busque uno usado; ya que luego de dos o tres años esa pérdida de valor no es tan acentuada y su vehículo, siempre que lo mantenga en buenas condiciones, mantendrá un precio más o menos similar (aunque apuntando siempre hacia la baja).

Al comprar carro nuevo, piense detenidamente. Analice, compare, busque opciones (que aquí hay muchísimas) y realice la compra pensando en que usará ese carro por unos seis a siete años aproximadamente.

No se ponga a comprar pensando en cosas puntuales y específicas como “irse de viaje”, “poder ir a buscar a los amigos y a la familia al aeropuerto con todas sus maletas”, “que quepa el perro cuando haya que llevarlo al veterinario”, “tener donde llevar los muebles cuando nos mudemos”, etc.

DSC02600

Aquí en Panamá existen miles de opciones para ese tipo de eventualidades que definitivamente salen más económicas que haber gastado más de lo necesario en un vehículo que va a ser subutilizado la mayor parte del tiempo, y que encima está perdiendo valor con cada día que pasa.

Cada año el vehículo necesita ser llevado a revisión para el cambio de placas/matrículas. Eso es obligatorio, ya que permite al gobierno saber que pagaste los impuestos y que el carro cumple con los estándares mínimos para poder circular.

La revisión la hacen talleres independientes autorizados por la Autoridad de Tránsito y Transporte Terrestre (ATTT), quienes son los encargados de ir al ente gubernamental a buscar la placa y entregártela unos cinco días después. El costo de dicho trámite es de aproximadamente unos 50 dólares.

Con respecto al tema del combustible, una vez más, para los que vienen de Venezuela, esto es un shock enorme. Aquí en Panamá, al igual que en el resto del mundo, el gasto mensual de combustible entra en el presupuesto familiar. Actualmente la gasolina de 95 octanos cuesta aproximadamente 0,713 dólares el litro, pero hace apenas unos seis meses estaba en 1,38, debido a que el precio va atado al valor del barril de petróleo en el mercado internacional.

Entonces, es importante comprar un carro que sea eficiente en combustible para el uso que le va a dar todos los días. Además, aquí no vale eso de “quiero un carro que tenga un motor grande y que corra bastante”, no solo porque eso significa bastantes dólares adicionales que gastar sin necesidad; sino porque en Panamá sí hay controles de límites de velocidad y fuertes multas también.

DSC02732

Por otro lado, si usted va a recorrer más de 15 mil kilómetros al año considere la opción de un automóvil diésel. Es cierto que inicialmente pagará más, pero la inversión se recupera en unos cuatro años debido a que el diésel siempre ha sido más barato que la gasolina.

Aquí, al igual que en el resto del mundo, es obligatorio que adquiera una póliza de seguros para su automóvil. No compre la primera que vea. Busque un corredor de seguros de confianza y conviértalo en su mejor amigo. Por ejemplo, según cuenta Iván, cuando compró su Yaris pagó $555 por el primer seguro. Al renovar querían cobrarle $830 y se puso a buscar opciones (ya que gracias a Dios, Panamá es un país en el que hay mucha oferta y libre competencia) y su asesor encontró una póliza excelente por sólo $480.

Con respecto a las marcas también hay demasiadas opciones. Para ser sinceros, es una variedad casi infinita de marcas, modelos, colores, tipos, tamaños. Olvídese de la famosa frase “Toyota es Toyota”, pues todas las marcas se deprecian y encima, según comenta Iván, a los Toyota los pechan con una prima adicional en los seguros por alta siniestralidad en choques y accidentes.

Compre el carro que le guste y que tenga una mejor relación precio-valor de acuerdo a sus necesidades y olvídese de lo que le digan los demás. En mi caso, por ejemplo, todo el mundo me decía que comprara Toyota o Hyundai. El Toyota me parecía muy caro para lo que en realidad es y de Hyundai sólo me gustaba la camioneta, pero no me alcanzaba el dinero. Así que me compré el que me gustó y cuyo precio me pareció razonable: un Mazda 2. Si lo piensan bien, eso de andar en un vehículo que no te gusta y que encima vas a estar pagando mensualmente durante varios años, como que no es buena idea.

Finalmente no olvide que luego de tener su carro nuevo tendrá que hacerle mantenimiento, comprar repuestos y hacer otros gastos más, así que averigüe antes de adquirirlo las políticas de servicio y los precios de repuestos comunes en caso de accidentes menores. Por ejemplo, Toyota es cada 5.000 km o tres meses, mientras que Mazda es cada 5.000 km o seis meses (de acuerdo a lo que me dijeron en la agencia) y Peugeot es cada 10.000 km o una vez al año. Recuerde que Panamá es una ciudad pequeña así que lo más seguro es que le toque llevarlo a servicio por intervalos de tiempo y no de recorrido. Así que si le dicen que es cada tres meses, mejor busque otra opción.

Y para terminar, un consejo, si lo vas a comprar a crédito y piensas hacerlo a través de una financiera, ten en cuenta que estas empresas te cobran un tasa de interés sumamente alta, por lo que saca las cuentas y decide si vale la pena o no antes de hacerlo. Quizás es preferible comprar un auto usado antes de embarcarte en un crédito que te costará el doble o más de lo que vas a quedar debiendo.

Si quieres comunicarte conmigo a través de correo electrónico sólo debes escribirme a través de este formulario.

Recuerda seguirme en Instagram: @EnriqueVasquez

Y también sígueme en Twitter: @EnriqueVasquez

Y te invito a unirte a nuestro grupo de Facebook Inmigrantes en Panamá en el que compartimos experiencias y nos ayudamos entre todos.

Enrique Vásquez

 

Recuerda, si deseas contactarme, puedes hacerlo por este enlace de forma totalmente gratuita

Únete a mis redes y continuemos la conversación por ahí

Sígueme en Instagram: @EnriqueVasquez

Te invito a suscribirte a mi canal de YouTube

No olvides seguirme en Twitter: @EnriqueVasquez

Si quieres emigrar o ya vives en Madrid: Únete a nuestro grupo de Facebook "Inmigrantes venezolanos en Madrid" haciendo click en este enlace en el que juntos nos ayudaremos respecto a como es la vida en esta espectacular ciudad.

 

Deja un comentario



Nota: Este artculo no provee consejo legal y no establece una relacin legal. Si necesitas asesoramiento legal, acude a un experto en tu jurisdiccin.