En España, ahora también compro Harina P.A.N. y esta es la razón

Tweet

En diciembre de 2017 escribí un post para este mismo blog en el que explicaba las razones por las que prefería comprar la harina de Maíz Blanco de Mercadona en lugar de nuestra tradicional Harina PAN para hacer las arepas en casa. Dicho texto podrás conseguirlo más abajo ya que no he querido eliminarlo porque considero que mis lectores merecen darse cuenta de por qué cambié de opinión al respecto.

20190302_151226

Básicamente las tres razones que esgrimía para ello eran el mayor costo de la Harina PAN (en ese momento casi 2,50€ versus 1,50€ por la de Mercadona), y la principal es que la de Polar era hecha en los EEUU y la de Mercadona en Italia, por lo que prefería que mi dinero se quedara dentro de la Unión Europea, además, de que la calidad de la de Mercadona me parecía muy superior ¿quizás porque el maíz no es transgénico?.

Hace un par de semanas, nos quedamos sin harina de maíz y me tocó salir un domingo a comprar, como bien saben todos los que vivimos en España, Mercadona abre es de lunes a sábado, por lo que tuve que comprar la PAN, al probarla nos dimos cuenta de que estaba mucho más sabrosa que antes, además, el precio lo bajaron a 1,95€ y que en el empaque los textos estaban en castellano, portugués e italiano, así que me puse a ver dónde la hacen y me conseguí con la sorpresa de que, ahora es fabricada en Italia, lo que me hizo muy feliz.



Por lo que visto lo visto, ya mi artículo anterior no tiene ningún tipo de validez y de ahora en adelante, compraré indistintamente cualquiera de las dos marcas y para finalizar debo dar las gracias a Polar por ese cambio en el sitio de fabricación de nuestra querida y tradicional harina PAN.

Evidencien en la imagen siguiente cómo es ahora el empaque de la harina P.A.N. que nos venden aquí en España (que por cierto, una amiga que vive en Chile, me dijo que esa es la que están vendiendo allá también):

Esto te interesa: Guía para abrir una cuenta bancaria sin comisiones en Madrid

20190302_151243

A continuación, el texto del artículo original, que, por cierto, levantó muchísimas polémicas cuando lo publiqué:

Antes de abordar este tema quiero aclarar que sigo comiendo arepas varias veces a la semana. Como a la mayoría de las personas que han nacido y crecido en Venezuela, soy un frecuente consumidor de esas deliciosas tortas de maíz rellenas de cualquier cosa que se te ocurra.

La verdad es que cuando llegué a España compraba Harina P.A.N. Sí, esa de la bolsa amarilla y la señora con el pañuelo de lunares en la cabeza, que hemos comido toda la vida en nuestro país. La misma que desde hace años fabrica, vende y distribuye Alimentos Polar en Venezuela, dando trabajo a miles de venezolanos que pueden sacar adelante a sus familias gracias a ese empleo.

20171218_175522

Sin embargo, aquí, un día me puse a detallar el empaque y me di cuenta de varias cosas. La primera es que esta Harina P.A.N. que venden en España es fabricada en los Estados Unidos de América por una empresa llamada “International Grains & Cereal LLC”, que funciona en Greenville (Texas) y, por lo que he leído, es propiedad de la misma Polar. Hasta aquí todo bien. Pero como siempre me ha gustado buscarle las cinco patas al gato, y cuestionar las cosas que parecen obvias, decidí analizar el asunto un poco más a fondo.

Primero que nada, en este caso, la distribución del producto está en manos de Goya, que es la referencia en distribución de productos orientados al público latino en Estados Unidos e, incluso, el resto del mundo.

Así las cosas, podemos presumir que prácticamente el único venezolano que sale beneficiado cuando compras una Harina P.A.N. hecha en Estados Unidos es Lorenzo Mendoza y, quizás, uno que otro gerente de su planta de EEUU. De resto, me atrevo a especular que casi todos sus empleados son ciudadanos norteamericanos y que los productores del maíz son, probablemente, hacendados tejanos con plantillas de trabajadores estadounidenses o mexicanos.

Cuando el producto está listo (después que se han pagado los sueldos de estos trabajadores, los impuestos al estado de Texas y al gobierno de los EEUU), entra en acción Goya, la empresa distribuidora, que también le paga sus impuestos al Tío Sam ya que se trata de una empresa fundada en New York en 1936 (es incluso más antigua que Mc Donald’s, fundada en 1955).

Dicho de otro modo, gran parte del dinero que pago por una Harina P.A.N. en España (que cuesta alrededor de 2,20 euros) se va para el otro lado del charco y no precisamente para nuestro país, sino para los Estados Unidos, cosa que no beneficia en nada ni a Venezuela ni a España; más allá del sueldo de un par de altos ejecutivos de Polar y del mismo Lorenzo Mendoza.

Por lo tanto, hace unos meses, cuando me enteré de la existencia de la Harina Precocida de Maíz que sacó a la venta Mercadona me decanté por esta (y es la única que compro) por varios motivos. El primero es que es mucho más barata (1,50 euros). El segundo, me parece de mejor calidad. El tercero, es fabricada en Italia (osea, en la Unión Europea).

Claro, ustedes dirán que el caso es el mismo, porque no está beneficiando a España ni a Venezuela, sino a Italia. De acuerdo totalmente. Sin embargo, ya que el dinero que gasto en la harina para mis arepas no se va a ir a Venezuela, prefiero que se quede en Europa, que los impuestos sean para Europa y le dé trabajo a personas que viven en Europa.

Además de lo anterior está la huella de contaminación, estando en Europa comprar un producto hecho en nuestro continente es mucho más amigable con el ambiente que comprar uno fabricado en los Estados Unidos debido a que el simple hecho de transportarlo desde EEUU hasta Europa significa un consumo muy alto de combustibles fósiles con el consiguiente daño que se le hace al planeta.

Esta es otra de las cosas que, entiendo, puede ser difícil por el factor emocional. Sin embargo, más allá del nombre y los colores del empaque, no hay nada venezolano en la Harina P.A.N. que nos venden en Europa. Así que, en mi opinión, es mejor comprar una harina europea que una norteamericana. Es por esto que, aquí en Madrid, yo no compro Harina P.A.N.

Enrique Vásquez

Recuerda seguirme en Instagram: @EnriqueVasquez

Te invito a suscribirte a mi canal de YouTube

También sígueme en mi Página de Facebook: SinDiferencia

Recuerda, si deseas contactarme, puedes hacerlo por este enlace de forma totalmente gratuita

Únete a mis redes y continuemos la conversación por ahí

Sígueme en Instagram: @EnriqueVasquez

Te invito a suscribirte a mi canal de YouTube

No olvides seguirme en Twitter: @EnriqueVasquez

Si quieres emigrar o ya vives en Madrid: Únete a nuestro grupo de Facebook "Inmigrantes venezolanos en Madrid" haciendo click en este enlace en el que juntos nos ayudaremos respecto a como es la vida en esta espectacular ciudad.

 

Deja un comentario



Nota: Este artculo no provee consejo legal y no establece una relacin legal. Si necesitas asesoramiento legal, acude a un experto en tu jurisdiccin.