¿Cuánto cuesta vivir en Panamá? (Tutorial para inmigrantes indecisos)

Este artículo voy a hacerlo de forma muy empírica y basándome en la experiencia de mis tres meses viviendo aquí. Igualmente voy a enfocarlo desde el punto de vista de alguien que no tiene grandes recursos económicos para que así pueda ayudar a aquellos que están pensando en venirse bastante limitados y necesitan una guía para saber si será posible mantenerse durante los primeros meses, hasta que saquen su permiso de trabajo y consigan un empleo.

DSC01777 (2)

Vivienda

En primer lugar hablaré de lo más importante, la vivienda. Tomando precios referenciales de propiedades en inmopanama, es posible establecer un promedio de precios de alquiler.

En zonas “normales” es posible conseguir un apartamento de dos habitaciones por el orden de los mil dólares mensuales. Si buscas bien, podrías conseguir de 700, pero dudo que menos de eso. Si necesitas un apartamento de, digamos, dos habitaciones; destina mil dólares al mes para ello. Con respecto a los de una habitación, esos sí continúan algo económicos. Por ejemplo, es factible conseguir uno tipo estudio en 400 dólares mensuales, pero el promedio está en unos 650.

En el caso de las habitaciones, hasta por 200 dólares las consigues, pero también hay algunas de 600 mensuales así que, para redondear, el promedio de una habitación está por el orden de los 350 dólares al mes.

Suscríbete a nuestro canal de Telegram "Inmigrantes en Madrid" para que estés al día con toda la información sobre Madrid y España, ofertas de empleo y más

Transporte

En Panamá es posible, sin tener carro propio, moverse por la ciudad de diferentes maneras. La primera de ella es la más antigua de la historia, es decir, caminando. Si vives en una zona céntrica como Cangrejo, Bella Vista, El Carmen, puedes hacer prácticamente todo a pie. Eso sí, nunca salgas sin tu paraguas porque aquí hay un solazo que quema y 32 segundos después está lloviendo a cántaros como si el cielo se fuese a caer.

DSC01693

Por otro lado, no importa lo que ocurra en el cielo ya que en la tierra siempre habrá calor, siempre sudarás y sudarás y sudarás y volverás a sudar, pero si eso no te importa y necesitas ahorrar dinero mientras depuras tu cuerpo botando toxinas a través del sudor, esta opción es perfecta.

Aquí hay un sistema de transporte público de buses llamado Metrobus. Su funcionamiento es por rutas y no aceptan efectivo. Debes, necesariamente, comprar una tarjeta recargable que cuesta dos dólares. Esta tarjeta te sirve para el Metrobus y para el Metro. El costo del pasaje en el primero es de $0,25 y en el segundo de $0,35.

Tip: Al usar el Metrobus, cuando te bajes puedes pasar la tarjeta por el lector que está a la salida de la unidad. Esto te dará un “tiempo de gracia” de aproximadamente 30 minutos para que tomes otro bus sin pagar por el segundo viaje, para que puedas hacer conexiones de rutas y pagar un solo trayecto.

El Metro está muy nuevo. De hecho lo inauguraron en abril de este año y sólo ha sido construida la primera línea. Tiene la ventaja de que si vives cerca de una de sus estaciones podrás tomarlo hacia y desde varias zonas clave de Panamá: Vía España a nivel de Vía Argentina, Albrook y el área de Calidonia, tampoco aceptan efectivo.

Los taxis en Panamá están claramente identificados. Todos son de color amarillo con la característica franja a cuadros. No importa el modelo, la marca o el estado en que se encuentre el vehículo, todos son amarillos, sea amarillo pollito, amarillo ocre, amarillo multicolor (ese que es de varias tonalidades producto de la cantidad de choques, rayas, rayones y rayoncitos que tiene el automóvil), amarillo sol e incluso amarillo blanquecino (porque ya está decolorado). Las tarifas son bastante económicas, pero se calculan por pasajero.

Si va una sola persona de un punto a otro de la ciudad, esa carrera puede costar dos dólares, pero si son dos personas cuesta $2,50 y, si van cuatro, entonces pagarás unos cuatro dólares. La verdad es que en casi todos los casos son bastante económicos, salvo el que va o viene del aeropuerto, ese siempre será caro (mínimo 25 a 30 dólares por viaje).

Tip: Ya que en Panamá los taxis cobran por pasajero, es normal que te estén haciendo un servicio y a la mitad del trayecto alguien le saque la mano, él se detenga y lo monte. No te asustes ni entres en pánico, tampoco comiences a pegar gritos como desesperado o a gritarle cosas incoherentes al taxista mientras tratas como loco de bajarte de ese carro a la vez que piensas que están a punto de secuestrarte (como sí sucede en Venezuela). Tómatelo con calma y disfruta tu paseo porque, la verdad, no he escuchado del primer caso en Panamá en el que alguien haya utilizado esa modalidad para robar o secuestrar a un pasajero.

Alimentación

La comida, la bendita comida. Nunca he entendido por qué los humanos tenemos que comer “tres veces al día” jajajajajaja (aunque yo duplico esa cantidad recomendada). La verdad es que cuando comencé a hacer este artículo tenía en mente todas las facturas de supermercados que estaba guardando desde que llegué a Panamá, precisamente para cuando llegara este momento y poder escribir con datos duros pero, casualmente al comenzar a escribir el párrafo dedicado a la comida y buscar los recibos (y no conseguirlos), le pregunté a mi esposa por los mismos y me dijo con aquella cara de sobrada: “los boté ayer porque ya me tenían obstinada ese pocote de papelitos encima de tu mesa de noche”. Así que me tocará decirles un aproximado del monto mensual que se puede gastar en comida por persona, digamos que unos 100 dólares.

2014-09-28 18.48.57

Comer en la calle es muy variado. En las “fondas”, puedes disfrutar de una comida completa, o sea, arroz, granos, carne o pollo, ensalada y hasta una “chicha” (jugo natural) por 03 dólares en promedio. Mientras que en un restaurant, un plato de comida cuesta más o menos unos 12 dólares (si no es algo muy lujoso). Con respecto a las franquicias, una pizza familiar en Papa John’s, está rondando los 20 dólares.

Cada vez que un inmigrante llega a Panamá, sus conocidos lo abordan recomendándole que compren en el “Mercado de Abastos” en lugar de los supermercados; en “PriceSmart” (el Makro de aquí) en vez de las cadenas más pequeñas y así sucesivamente. Ciertamente, la ciudad de Panamá cuenta con mercados mayoristas en los que algunos productos pueden conseguirse a precios realmente buenos. Por ejemplo, el “Mercado de Mariscos” (pescados y frutos del mar), el “Mercado de Carnes” (res, pollo, cerdo) y el mencionado “Mercado de Abastos” (vegetales y víveres en general).

Sin embargo, tampoco hay que dejarse convencer así nada más por la apreciación de los demás con respecto a este tema. Hay cosas que vale la pena comprar en esos sitios y otras que no. Cada familia es distinta y tiene necesidades distintas por lo que mi recomendación es comparar, lugar por lugar, una vez que estén aquí. Si quieren ir viendo cómo va la cosa con el tema de los supermercados, pueden visitar las páginas webs de las cadenas más importantes de Panamá: Súper 99, Rey, Súper Extra, El Machetazo y Riba Smith (en estos dos últimos tienen hasta un listado para hacer el pedido del mercado por internet y se pueden ver los precios de casi todo lo que venden. Como referencia les resultará muy valioso.

2014-09-28 18.44.47

Servicios básicos

La luz, junto a la gasolina (que cuesta aproximadamente 1,1 dólares el litro) son los dos “shocks” más grandes que reciben los venezolanos que emigran. El precio del servicio eléctrico es muy variable, pero les pongo un ejemplo: En el apartamento yo enciendo un aire acondicionado de 10.000 BTU unas seis horas al día. Bueno, mejor dicho en la noche con el termostato bajito para que el comprensor no pase todo el tiempo prendido; tengo puros bombillos ahorradores, cuando me voy a dormir o al salir y dejar la casa vacía desenchufo el modem y router de internet, siempre tengo prendida únicamente la luz de la habitación en la que me encuentro, la nevera está al mínimo (y vaya que enfría), mi celular se despierta todas las mañanas sin batería porque lo cargo es conectado a la PC, ya no enchufo los cargadores a la pared, la lavadora se usa sólo con carga máxima, la secadora jamás la he prendido (el apartamento vino con ella), el microondas está guardado en uno de los armarios de los cuartos y pago un promedio de 100 dólares al mes de electricidad.

El internet va desde 20 dólares al mes hasta 60 dependiendo de la velocidad que elijas. La velocidad más lenta es de 3 megas y la más rápida de 15. Te sugiero que preguntes por las promociones ya que, al menos en mi caso, me salió más económico contratar internet + teléfono fijo (que viene con llamadas locales ilimitadas) que internet sólo. No tengo TV por cable, pero oscila alrededor de $20 mensuales.

Para la telefonía móvil, si eres usuario de datos más que de voz, aparta unos 20 dólares al mes. Si necesitas voz también, súmale unos 15. Normalmente el agua, el gas y el aseo urbano vienen incluidos en el precio del alquiler de un apartamento. Lo mismo aplica para los gastos comunes (condominio), por lo que salvo la luz, el internet, teléfono y cable; en el alquiler está todo lo demás.

Así que saquen sus cuentas, dependiendo de lo que desean hacer, la cantidad de personas que se vienen y cuáles son sus objetivos.

El salario mínimo aquí en Panamá oscila alrededor de 500 dólares siempre que tengas tus papeles al día, pero es muy factible que a un profesional le paguen más que eso. Lo que sí debes saber es que en este país hay pleno empleo y, si tienes tu permiso de trabajo, no te será muy complicado obtener uno.

Y para finalizar, un consejo. Recuerda que tú eres el inmigrante, el que está llegando y que si te fuiste de tu país dejando atrás familia, amigos, propiedades y todo lo conocido para aventurarte en algo nuevo; es porque este sitio que elegiste para venirte, definitivamente es mejor que lo que abandonaste. Así que llega con humildad, respetando las normas, erradicando viejos vicios y buscando ser mejor persona cada día. Trata siempre de aportar algo positivo, de mejorar tu entorno y tu yo interno, y por supuesto, de amoldarte, adaptarte y mezclarte con esta sociedad que te está permitiendo vivir en ella, aceptándola, queriéndola y siendo, de corazón, parte de ella, porque aquí, está tu futuro y aquí crecerá y probablemente envejecerá tu familia.

Importante: en octubre de 2015 mi esposa y yo nos fuimos de Panamá, ahora vivimos en Madrid.

Y te invito a unirte a nuestro grupo de Facebook Inmigrantes en Madrid en el que compartimos experiencias y nos ayudamos entre todos.

Si quieres comunicarte conmigo a través de correo electrónico sólo debes escribirme a través de este formulario.

Recuerda seguirme en Instagram: @EnriqueVasquez

Y también sígueme en Twitter: @EnriqueVasquez

Enrique Vásquez