Encerrados en casa, día 35: La izquierda destruye todo lo que toca, hasta el idioma

Día 35 de confinamiento en Madrid. Falta muy poco para cumplir una cuarentena, literalmente. A estas alturas no vale la pena dar cifras, por una razón muy específica: el Gobierno de España admitió hoy que los números que dan no son reales, porque no tienen la capacidad de contarlos… vaya panda de ineptos por la que han votado la mayoría de los españoles ¿no?

encerrados-en-casa-35

En la misma tónica, creo que la situación de “lockdown” total en España tiene que ver precisamente con eso. Al mismo estilo de Maduro: cierren todo porque no tengo la capacidad de controlar nada, no sé los números, no sé cuánta gente está contagiada, no sé cuántos médicos tenemos, no sé nada de nada. O sea, ineptos totales.

Tanto así que España es el único país de la Unión Europea que tiene a los niños encerrados en casa, no importa si son familias tradicionales o “monomarentales”, como ha dicho la “portavoza” hoy por Twitter. Uy, qué raro esto, Word me subraya las dos palabras en rojo, como si tuvieran un error. Ahhhh pero es que, claro, esas dos palabras sólo existen en las mentes retorcidas de los rojos, que en su afán de acabar con todo lo que tocan, hasta el idioma lo están volviendo añicos.

Hablando de otras cosas, una vez más el sur de Europa sufre estragos que no afectan al norte… ¿será que los que hablamos lenguas romances somos más “románticos” y menos pragmáticos? De eso no me queda la menor duda. Alemania ha dicho hoy que ya tiene la pandemia controlada y que ahora toca ayudar a España, Italia y Francia, donde lo estamos pasando realmente mal con este virus.

Respecto a los tiempos, pues, creo que esto irá para largo, aunque Alemania haya relajado las medidas de confinamiento en su territorio porque, sinceramente, hasta que no haya una vacuna, la paranoia no va a cesar. Dicen que dicha vacuna tardará al menos 18 meses y, durante ese tiempo, los países tendrán que desarrollar medidas especiales que yo, trasladándome al argot popular venezolano, calificaría de un “estira-y-encoge”. Es decir, relajamos confinamiento, supervisamos la curva de contagios, en lo que la curva suba un poco, confinamos a la gente de nuevo y así ad infinitum hasta que aparezca la bendita vacuna.

Suscríbete a nuestro canal de Telegram "Inmigrantes en Madrid" para que estés al día con toda la información sobre Madrid y España, ofertas de empleo y más

Pero nuestro inepto e inútil gobierno sigue haciendo desastres con la compra de material de protección, ahora le tocó el turno a 100.000 mascarillas que adquirieron en China y que vinieron defectuosas, así que les tocó recogerlas y, supuestamente, devolverlas. El problema es que como la “izquierda humana, centrada en la gente, honesta, eficiente y que creó el estado de bienestar” es en sí misma un gran bulo que solo sirve para engañar a tontos.

Hablando de bulos, ¡hay que ver lo que se dice del pobre Bill Gates! (lo de pobre lo digo en el aspecto retórico, no en el económico, obviamente). Durante los 90s, y primeros años del 2000, mucha gente decía que era el más malo de los malvados villanos del planeta; y luego se convirtió en un filántropo de primera línea, donando miles y miles de millones de dólares para hacer del mundo un lugar mejor. Ahora un bulo lo señala como creador del coronavirus, con la intención de dominar el planeta… ¡Lex Luthor y él, pues!

En realidad, el bulo al parecer ha cogido fuerza, porque ya tiene varios años circulando, a raíz de las críticas de Gates contra Donald Trump, luego que este suspendiera la financiación al a OMS y ya sabemos cómo funciona internet, que es un lugar mágico donde todo puede ser tremendamente maravilloso o terriblemente horroroso. En el caso de Bill, pues, nunca ha sido precisamente un lecho de rosas para él.

Ahora también parece que hay un problema gordo con Glovo y los “riders”. Supuestamente la empresa ha bajado a menos de la mitad la tarifa base por envío y estos están muy molestos. No es para menos. Antes, en Madrid, ganaban como mínimo 2,50€ por cada delivery y ahora será sólo 1,20€.

Esta situación pone en duda la continuidad en España de un “modelo laboral” muy extendido entre diferentes comunidades de inmigrantes pero que, desde mi punto de vista, carece de legalidad. Se trata del “alquiler” de cuentas de este tipo de empresas (como Glovo, Uber Eats y Deliveroo) y, por lo visto, debido a la reducción de las tarifas; le tocará al dueño de la cuenta trabajarla él mismo porque no le compensará compartir los ingresos.

Respecto al tema laboral, el ministro de Migraciones, José Luis Escrivá; ha resaltado este miércoles que “tenemos que conseguir que todos los inmigrantes” que están en España estén en una situación regular. Ojo, esa noticia me encanta, ojalá lo hicieran, porque sé que hay mucha gente en situación irregular, especialmente venezolanos que tienen que sufrir ese “modelo laboral” que les mencioné antes; precisamente por no tener papeles en regla. Que su palabra sea oída y tomada en cuenta ministro.

Para finalizar, les recuerdo que esto va a tomar más tiempo del que creen. Personalmente me parece que el sector turismo estará de capa caída por lo menos hasta la próxima primavera, y eso significa que el sector de la restauración también se llevará su parte, lo que quiere decir que tendremos una economía muy contraída durante todo 2020.

Con todo el dinero que el gobierno planea regalar, probablemente nos monten una deuda pública que terminaremos de pagar en el año 2100, más o menos, siempre y cuando los próximos 80 años sean de gobiernos de derecha… porque si son de izquierda, para el 2100, la deuda pública no será del 120%, sino del 2000% más o menos.

Y como todos los días, los invito a ver mi transmisión en vivo de YouTube por este canal, y por favor suscríbanse.