Inmigrantes en Panamá: “Llegó el día del no regreso”

Tweet

Hoy, al igual que todos los días, me encontraba revisando el grupo de Facebook de Inmigrantes en Panamá que abrimos hace unas semanas atrás y, junto a los comentarios y posts normales me encontré con un texto maravilloso que, debo confesar, hizo que se me aguaran los ojos. Es de una venezolana que está aquí en Panamá junto a su familia y que, de alguna manera, expresó lo que muchos de nosotros sentimos cuando llega el momento de tomar la decisión más importante de todo inmigrante.

Avior-aterrizando

Es justo en el momento que te das cuenta que “mañana” es la fecha de tu boleto de vuelta, aquel que compraste hace ya bastante tiempo cuando tomaste la decisión de emigrar a Panamá y que, por el hecho de venir en un primer momento como turista, estabas obligado a adquirir (tiquetes ida y vuelta). Es entonces cuando por fin sabes que el boleto de vuelta se quedará allí, como un recuerdo de ese emprendimiento, esa decisión, de lanzarte a lo desconocido solo para buscar un mejor futuro, ese porvenir que tu patria, estás seguro, ya no podrá darte.

A continuación los dejo con la publicación de María Eugenia Hernández en el grupo de Facebook Inmigrantes en Panamá:



“Y llegó el día del no regreso!!!…. Mañana es nuestra fecha límite para regresar a Venezuela y otra vez, para variar, se sobrevienen esos sentimientos encontrados que a veces siento que no puedo evitar.

Ya dejó de ser el Boleto de Avior guardado en la gaveta.. es finalmente la decisión. Por un lado, estoy feliz, tengo residencia Panameña y tengo trabajo (que ya es bastante) y una tranquila vida aquí y doy gracias a Dios y a Panamá, por darnos esta oportunidad.

Esto te interesa: Guía para abrir una cuenta bancaria sin comisiones en Madrid

Oportunidad (y esto se lo digo de corazón a los que piensan en salir de Venezuela) que no es nada fácil, pero que con ganas y respetando el hecho de que este no es mi país, he podido sobrellevar….

Me encanta Panamá, sobre todo su gente y, si les soy sincera, me sigo sintiendo como en mi casa!!… No deja de ser Latinoamérica con todas sus letras y con todo lo que ser latino implica, y tal vez eso sea lo que me gusta, ¡Mi corazón latino como que no se rinde!

Por otro lado ese corazón no deja de sentir nostalgia por mi suelo, por mis viejos, mis amigos, mis empanadas, mi sierra, mi playa Parguito y por la Venezuela que ya no está… a veces me pregunto donde dejamos que se perdiera, aunque si les digo la verdad, a veces camino media cuadra y oigo a un Venezolano “sobrao” (de esos que sobran aquí) quejándose (como es costumbre) y entonces entiendo dónde está Venezuela, en la actitud del venezolano que cree que se las sabe todas y puede pasar por encima de todo el mundo, aún cuando no esté en su casa.

Otro sentimiento que me ataca es sentirme cobarde, por no haberme quedado, por no haber luchado y aunque muchos no lo crean, me sigue doliendo infinitamente no haber hecho más, pero como siempre he dicho, Dios me regaló dos hermosos hijos, que no se merecen esta patria populista nueva, sino la REPÚBLICA que perdimos.

No hay vuelta atrás Virgen del Valle, te rezo desde aquí por mi Venezuela. Haré lo que haya que hacer pero en la distancia. Me voy con mi corazón herido a celebrar la Independencia de Panamá que hoy está de Fiesta, con mis ideales, con mis hijos y una bandera roja, azul y blanca apenas con dos estrellas, que no es, ni será la mía, pero a la que respeto y tengo mucho que agradecer y esperando el día de ondear la mía, pero en LIBERTAD.”

Puerto-La-Cruz-Venezuela

Definitivamente, emigrar no es algo fácil. La lucha de sentimientos y emociones es extremadamente dura. Algunos nos tildan de cobardes por irnos, otros nos dicen valientes. En lo personal creo que irse o quedarse es una decisión personal de cada quien, pero al final, tomes el camino que tomes ninguna de las dos es fácil ni es de cobardes, ambos casos requieren muchísima valentía, por un lado la valentía de quedarse a luchar día a día en un ambiente tan hostil e impredecible como el de Venezuela, por el otro la valentía de enfrentarse a lo desconocido y llegar a un ambiente de un país desconocido, al que no perteneces.

No se trata de que unos son mejores que otros, cada quien toma su decisión y debe ser respetada. Mil gracias le doy a María Eugenia Hernández por sus palabras y gracias por compartirla en nuestro grupo de Facebook.

Importante: en octubre de 2015 mi esposa y yo nos fuimos de Panamá, ahora vivimos en Madrid, y, en este artículo explico las razones por las que – en este momento – no emigraría a Panamá, te invito a leerlo antes de tomar una decisión.

Y te invito a unirte a nuestro grupo de Facebook Inmigrantes en Madrid en el que compartimos experiencias y nos ayudamos entre todos.

Si quieres comunicarte conmigo a través de correo electrónico sólo debes escribirme a través de este formulario.

Recuerda seguirme en Instagram: @EnriqueVasquez

Y también sígueme en Twitter: @EnriqueVasquez

Enrique Vásquez

 

Recuerda, si deseas contactarme, puedes hacerlo por este enlace de forma totalmente gratuita

Únete a mis redes y continuemos la conversación por ahí

Sígueme en Instagram: @EnriqueVasquez

Te invito a suscribirte a mi canal de YouTube

No olvides seguirme en Twitter: @EnriqueVasquez

Si quieres emigrar o ya vives en Madrid: Únete a nuestro grupo de Facebook "Inmigrantes venezolanos en Madrid" haciendo click en este enlace en el que juntos nos ayudaremos respecto a como es la vida en esta espectacular ciudad.

 

Deja un comentario



Loading...
Nota: Este artículo no provee consejo legal y no establece una relación legal. Si necesitas asesoramiento legal, acude a un experto en tu jurisdicción.