Recomendaciones para alquilar piso en Madrid

Tweet

Al fin alquilé piso. Ya tengo casi 15 días que lo conseguí. Me tomó más de seis semanas encontrar lo que estaba buscando: un piso en buen estado, que no fuera una ratonera de lo chiquito, ubicado dentro de la Zona A y a pocos metros del transporte público; a un buen precio. La verdad es que fue un proceso largo y complejo, pero lo logré.

20160812_103751

Gracias a lo difícil que fue, y a todas las cosas que tuve que hacer para poder dar con el “piso de mis sueños”, conocí mucho sobre las maromas que tiene que hacer alguien recién llegado a Madrid para conseguir vivienda. Ahora bien, lo menos que puedo hacer por vosotros es darles algunos tips de lo que aprendí durante estas peripecias.

Cuando estás buscando un piso en Madrid, hay algunos requisitos que debes cumplir y escucharás sobre ellos muy frecuentemente a lo largo de todo el proceso; especialmente al principio, cuando pides información sobre algún inmueble que te haya gustado (bien sea porque viste algún cartel en la calle o en las conocidas páginas web para encontrar vivienda en Madrid).



Estas son las principales páginas web y aplicaciones para buscar piso en Madrid

Los requisitos más comunes que exigen la mayoría de los propietarios e inmobiliarias son: Contrato de trabajo fijo o indeterminado y tres últimas nóminas. Eso significa que, para optar a alquilar una vivienda, debes estar trabajando (y que no te vayas a quedar sin empleo próximamente) pero, además, debes tener al menos tres meses currando aquí en España, así que, si acabas de llegar, es imposible que cumplas con el segundo requisito.

Esto te interesa: Guía para abrir una cuenta bancaria sin comisiones en Madrid

Luego te exigen que el monto de la renta no supere el 40% de tus ingresos mensuales, o sea, que si ganas 1200 euros no podrás alquilar algo que supere los 480 euros al mes.

20160815_193140

Al igual que en todas partes aquí es posible que haya un intermediario, o sea, un corredor inmobiliario; o que negocies directamente con el propietario. En cualquiera de los dos casos te pedirán los mismos requisitos, ya que cada vez es más común que el arrendador haya contratado un seguro de impagos y entonces es la compañía aseguradora la que exige estos requisitos.

El seguro de impagos protege al propietario ya que, si el arrendatario no paga, la empresa continúa pagando la renta y se encarga de sacar del inmueble a la persona que no está cumpliendo con su responsabilidad. Obviamente, las compañías de seguro tratan de protegerse lo más que puedan, por lo son muy estrictas con los recaudos solicitados.

Te recomiendo mires el siguiente vídeo en el que explico mis recomendaciones. Recuerda suscribirte a mi canal de YouTube

La gran diferencia entre alquilar a través de una inmobiliaria o directamente con el dueño, es que la primera cobra un mes de comisión por sus servicios. Por supuesto, todo inmigrante busca siempre reducir al máximo sus gastos; pero debes saber que, si limitas tus opciones al trato directo con el dueño del inmueble, reducirás considerablemente tus posibilidades de conseguir donde vivir.

Así que, como pasa muchas veces con tantas cosas en la vida; te tocará pagar un poco más para mejorar las posibilidades de alquilar, ya que la persona de la inmobiliaria probablemente pueda interceder por ti para que este haga una excepción o, quizás, acepte no solicitar el seguro de impagos si le cancelas el año de alquiler completo por adelantado.

Si tienes un familiar o un amigo de mucha confianza en España, que esté trabajando y cumpla con los requisitos, esa persona puede servirte de aval, pero ten la precaución de que si no pagas, le van a ir a cobrar a tu avalista. Así que, si tienes la suerte de contar con uno, por favor no le quedes mal.

También es posible contratar un aval bancario, pero en esta oportunidad el banco te bloqueará en tu cuenta el monto total del aval (que normalmente es equivalente a un año de alquiler), más un monto adicional por comisiones. Si te decantas por esta opción, ten en cuenta que, si contabas con ese dinero para algo, puedes ir olvidándote de eso.

Otra de las opciones que me dieron para alquilar fue dar al menos seis meses de fianza (depósito). Es decir, entregarle al propietario el equivalente a seis meses de alquiler como garantía de que le vas a pagar. Sinceramente esa forma no me pareció conveniente porque, si no traes mucha liquidez, te quedas sin dinero disponible y sin tener para pagar la renta. 20160819_140840

En algunas oportunidades pueden ofrecerte que pagues un año por adelantado, aunque también hubo un par que me aceptaban seis meses de renta. Esta opción era bastante sensata y, de haber tenido esa cantidad de dinero, lo habría hecho sin dudarlo.

Recordemos que lo normal aquí es un mes de fianza y el primer mes de alquiler por adelantado si negocias directamente con el propietario. En el caso de que haya un intermediario, ya tienes que añadirle un mes más por la comisión.

Mi recomendación principal es que te armes de mucha paciencia. No desistas, sigue adelante intentando, buscando, llamando, preguntando. Revisa al menos cada dos horas las páginas web de inmuebles, pues siempre están apareciendo nuevos y no tardes nada en llamarlos, porque las visitas las organizan por orden de llegada y es muy común que, el primer interesado en ver el piso lo alquile de una vez, así que te conviene (y mucho) ser el primero en verlo. Las páginas web que yo revisé son: idealista, pisos, fotocasa y milanuncios y las que aparecen aquí.

También te sugiero que visites regularmente las oficinas de las inmobiliarias en la zona donde quieres alquilar, y les recuerdes que sigues buscando; para que te tengan presente al momento que les llegue algo nuevo y seas de los primeros que llamen.

Y, por supuesto, no te limites a una zona específica. Sin embargo, mi recomendación es que no te vayas fuera de la Zona A del abono de transporte, porque lo que te vas a ahorrar en renta te tocará pagarlo en transporte y en tiempo de viaje desde y hacia tu casa. Mientras más céntrico, mejor. Creo que soy de los pocos que piensa así, porque todo el mundo me decía que buscara hacia las afueras, pero sentía que no valía la pena y tenía razón porque donde conseguí es céntrico, bueno, bonito, barato y sumamente tranquilo.

20160826_173334

Si ves que no consigues nada (y ya no puedes o quieres seguir en un hotel o en casa de ese gran amigo que te recibió por unos días), siempre tienes la opción de alquilar una habitación mientras sigues buscando. Una habitación puede costar unos 200 euros al mes y un hotel 30 o 40 euros diarios. Saca la cuenta. Siempre, lo más importante es buscar el ahorro.

Al final se logra. Lo importante es seguir insistiendo, buscando, tocando puertas, llamando, contactando, caminando, visitando y no perder el empeño. Siempre ir hacia adelante hasta que consigas exactamente lo que querías y que adapte a tus necesidades y presupuesto.

Que te lo digo yo, que lo he conseguido luego de mes y medio buscando sin cesar. No es fácil, pero sí se puede.

No olvides seguirme en Instagram: @EnriqueVasquez

Te invito a suscribirte a mi canal de YouTube

Enrique Vásquez

Recuerda, si deseas contactarme, puedes hacerlo por este enlace de forma totalmente gratuita

Únete a mis redes y continuemos la conversación por ahí

Sígueme en Instagram: @EnriqueVasquez

Te invito a suscribirte a mi canal de YouTube

No olvides seguirme en Twitter: @EnriqueVasquez

Si quieres emigrar o ya vives en Madrid: Únete a nuestro grupo de Facebook "Inmigrantes venezolanos en Madrid" haciendo click en este enlace en el que juntos nos ayudaremos respecto a como es la vida en esta espectacular ciudad.

 

Deja un comentario



Loading...
Nota: Este artículo no provee consejo legal y no establece una relación legal. Si necesitas asesoramiento legal, acude a un experto en tu jurisdicción.